• Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn

©2018 by Crecer

Libérate de ese amor patológico… Cuanto antes!

Actualizado: 8 de jun de 2019

La vida en pareja puede tener múltiples matices y formas y eso hace que cada pareja se distinga de las otras, sacando estos matices, hay dos posibles calles por las que podemos ver transitar a una pareja.


1. La calle del estímulo mutuo y el bienestar común: este es un camino hermoso, placentero y lleno de flores que conduce a la pareja hacia la realización de proyectos tanto comunes como los que se planteen individualmente. Las parejas que caminan por aquí lo hacen con respeto, comunicación, empatía y paciencia.


2. La otra, es la calle del malestar: Este camino es muy oscuro y está lleno de baches, hay mucha neblina que no nos deja ver, y mientras avanzamos a ciegas tratando de salir, solo nos espera un espeluznante pasaje sin salida que nos sume en un estado profundo de inseguridad, mucho temor y escepticismo respecto del futuro. Y lo cierto es que una vez que entramos por esta calle, intentamos buscar la salida y en eso se nos pasa el tiempo dando vueltas en círculos que nos llevan a tropezarnos una y otra vez con las mismas piedras.


Las parejas que caminan por la calle del bienestar son siempre compuestas por personas muy creativas que si bien son capaces de reconocerle al otro la importancia que tiene, se sienten libres de vivir tranquilamente sus propios procesos.

Esto tiene que ver con que ambos fueron capaces de construir para ellos un vínculo positivo que se mueve al ritmo de dos fuerzas a la vez, la centrípeta y la centrífuga. Mientras la primera de ellas arrastra de manera placentera a la dupla a situarse en el centro de la relación para que puedan generar desde ahí cosas que los beneficien a ambos, la otra fuerza los moviliza a sentirse libres para poder salir del vínculo y caminar seguros por el mundo para nutrirse de este, y junto con esto, poder concretar tanto proyectos personales cómo fortalecer y seguir cultivando los vínculos afectivos que cada uno considera valiosos para sí, como los de la familia de origen, los amigos y los compañeros de trabajo.


Señales de alerta


¿Cómo detectar si estamos dando lugar que nuestra relación se torne patológica?


- Sientes que si tu pareja te deja nunca más nadie se fijará en ti.

- Uno de los miembros (o ambos) carece de proyectos personales importantes que lo motiven a crecer como persona.

- Sentir que es el otro el responsable de que mi vida tenga sentido.

- Pánico a estar solo/a.

- Idealización excesiva respecto de lo que una pareja puede darnos.


Un vínculo patológico es aquel bajo el cual vivimos en un sufrimiento e incertidumbre constantes y ante el cual nos vemos incapaces de terminar o modificar por no contar con los recursos emocionales suficientes para ello, junto con esto, nuestra baja autoestima no nos deja reconocer que este daño es algo que no nos merecemos, ya que la mayoría de estas personas no pueden ni siquiera pensar en que alguien más podría quererlos o soportarlos tal y como son, algunas personas incluso llegan a pensar que se merecen ese sufrimiento y que transitarlos y seguir adelante con ellos, da cuenta de una relación fuerte.

Por otro lado, estas personas piensan que por más que dañina que sea la relación siempre será mejor estar acompañado ya que le tienen un profundo temor a estar solos.

Es así que caen en conductas tóxicas una y otra vez, porque son personas que no saben estar juntas pero que mucho menos son capaces de separarse, y esa incapacidad de siquiera pensar en estar solo, es lo que lleva a estas parejas a caer en conductas que hasta podrían llegar a considerarse masoquistas.


Cómo salir?


Si no fuimos capaces de huir cuanto antes, y estamos fijados en revertir la situación, debemos tomar conciencia de que no será un trabajo fácil y de que hay que estar, además, dispuestos a perder y a saber reconocer que es necesario terminar la relación.


Los primeros pasos:


1- Tomar consciencia de la magnitud del problema y pedir ayuda urgente para tomar fuerzas y empezar a gestionar el cambio, todo tipo de apoyo en bienvenido ya sean amigos, familia, un profesional y siempre recurriendo a nuestros recursos internos.

2- Convencernos de una sola cosa: “No podemos seguir así”, esta frase debe ser un mantra que nos acompañe todo el tiempo, debemos convencernos de esto y comunicarla a nuestra pareja para también puede formar parte de la transformación.

3- Caminar sabiendo que una relación de este tipo no cambia de un día a otro, por tanto, solo debemos seguir hasta que sintamos que ya es suficiente.

4- Actuar con decisión y determinación para extirpar el dolor de raíz tomando distancia para “ensayar la soledad”, esto, ayuda a las parejas patológicas a ponerse en contacto con las ventajas de estar solos, y a redescubrir las posibilidades que se les abren al no estar atados a un vínculo patológico.


Sin embargo, para todo esto es imprescindible pensar en que en el 99% de los casos, caer en este tipo de relaciones está ligado a una baja autoestima por lo que es importantísimo pensar en aplicarnos a fortalecer este aspecto de nuestro mundo interno. Con mis pacientes siempre que hacemos un trabajo en esa línea, necesariamente vamos hacia atrás, descubrimos cuáles fueron los eventos o traumas a la base de sus historias que los llevaron a no poder generar una autoestima suficiente que les permita saber que son personas valiosas y merecedoras de respeto.

Cuando estos pacientes logran tomarle el peso a su propio valor, se convencen de que realmente merecen vivir en mejores condiciones y finalmente son capaces de ponerle un final definitivo al vínculo.


Para terminar, solo destacar que, la falta de autoestima no es algo consciente, por tanto, no somos capaces de percibir la desvalorización que sufrimos por parte del otro, ni mucho menos conectar con que esa desvalorización está tremendamente ligada a nuestra propia desvalorización.

Por eso, si sientes que estás viviendo una experiencia patológica de pareja, y no estás bien en esa relación ni fuera de ella, te invito a revisar tus sentimientos y a preguntarte, por qué.


Ps. Romina Maroli

Centro Crecer Chile

www.modocrecer.com

@modo.crecer.chile


#relacionestoxicas #vidadepareja #psicologia #autoestima #amorpropio #terapiadepareja #terapiaindividual #terminarlarelacion #caminarjuntos #ayuda #centrocrecer #psicologiapositiva #vidanueva #vidasana #resiliencia


76 vistas